ficción para adultos, novela fantástica, libros de fantasía para adultos, literatura fantástica, libros de fantasía y ciencia ficción, libros de ficción y fantasía, libros de fantasía y romance para adultos, libros de fantasía y acción
ficción para adultos, novela fantástica, libros de fantasía para adultos, literatura fantástica, libros de fantasía y ciencia ficción, libros de ficción y fantasía, libros de fantasía y romance para adultos, libros de fantasía y acción
ficción para adultos, novela fantástica, libros de fantasía para adultos, literatura fantástica, libros de fantasía y ciencia ficción, libros de ficción y fantasía, libros de fantasía y romance para adultos, libros de fantasía y acción
Ser Gay. Dejé unas notas para ti.   
Novela El Nigromante
 
El Camino de la iluminación espiritual y personal
Literatura fantástica
Valentín Martinez
Por qué escribí El sueño del dragón
ficción para adultos, novela fantástica, libros de fantasía para adultos, literatura fantástica, libros de fantasía y ciencia ficción, libros de ficción y fantasía, libros de fantasía y romance para adultos, libros de fantasía y acción

Por qué escribí el Sueño del Dragón

Cuando decidí escribir El Sueño del Dragón estaba interesado en todo lo relacionado con el pensamiento y la posibilidad de que se pudiera influir en él, es decir, en la posibilidad de que se pudieran emitir pensamientos que llegaran de una forma global a un grupo de personas o a todo el mundo.
 
Hacía tiempo que había leído un libro titulado “El poder del pensamiento tenaz” de Norman Vincent Peale, un predicador metodista Neoyorquino que afirmaba, entre otras muchas cosas, que, si enviábamos a los demás buenos deseos, buenos pensamientos, estos les llegaban. En el libro contaba sus experiencias.
 
Al principio me resultó chocante la idea ya que los temas relacionados con la telepatía y la transmisión del pensamiento estaban muy desacreditados y eran muchos los que se burlaban de quienes creían en ello.
 
Sin embargo, cambié totalmente de opinión cuando leí “El Método Silva de Control Mental” escrito por José Silva y, además otro libro titulado “El pensamiento y su poder”, de Swami Sivananda, donde se hacía un estudio pormenorizado de lo que era el pensamiento y como actuaba sobre el mundo físico y sobre las personas. Hoy día incluso en círculos científicos se habla sobre el poder del pensamiento con absoluta normalidad.
 
Pensando sobre ese tema y las repercusiones que podía tener en la humanidad el hecho de que alguien pudiera emitir pensamientos y controlar la voluntad de las personas, se me ocurrió una historia en la que dos laboratorios estuvieran compitiendo por lograr la tecnología necesaria para conseguirlo.
 
Por otro lado, tenía ganas de escribir una historia fantástica o de ciencia ficción donde aparecieran seres de otros mundos que interrelacionaran con el nuestro. Así surgió el Sueño del Dragón, una historia sobre la eterna lucha del bien contra el mal dónde el dragón simboliza todas las fuerzas oscuras que se ciernen sobre los hombres, que finalmente se descubren como fuerzas necesarias para que el hombre pueda sobrevivir y perpetuarse.
 
La historia comienza cuando un joven, que había sido abandonado en una granja y adoptado por la familia de granjeros con el único fin de que les sirviera de mano de obra, decide marcharse ante la absoluta falta de afecto hacia él que han mostrado durante toda su vida sus padres adoptivos y porque, de pronto, se encuentra con un libro que tiene señalado un lugar en un mapa y siente el irrefrenable deseo de llegar hasta allí.
 
En el viaje descubrirá quien es él realmente de la mano de una mujer proveniente de otro mundo, la señora Peake, con la que se encontrará en un lujoso crucero. En él trabajará como camarero para pagarse el pasaje y llegar a Europa, donde se encuentra su lugar de destino.
 
En el barco se encontrará también con unas criaturas invisibles a los ojos humanos que le absorben la energía como modo de alimentarse. También descubrirá el afecto de quien se convertirá en su compañero y le conducirá hasta lugar señalado en el mapa.
Antes, pasará por una antigua librería inglesa, de la que le habla la señora Peake en el barco. Allí conocerá a su dueño, el señor Laraby, quien le desvelará la naturaleza de su misión en esta vida y le hará reflexionar sobre cuales son realmente sus verdaderas creencias y convicciones.
 
En paralelo al viaje de Alan, están los problemas de Arnold W. Propet, un ingeniero informático que trabaja en una de las empresas rivales encargadas de la construcción del emisor de pensamientos, quien recibe un misterioso mensaje informándole de que en realidad es un prisionero de la institución y que, si no lo cree, pruebe a escapar de ella. A partir de ese momento y del comportamiento extraño de uno de sus compañeros decide planificar su marcha, descubriendo lo atrapado que realmente se encuentra a pesar de la libertad que tiene para entrar y salid del centro de trabajo.
 
En la novela hay muchos más personajes. En ellos quise reflejar la variedad de formas que tienen las personas de relacionarse en el amor. Es una novela para adultos, pero, a excepción de una escena donde se narran explícitamente el encuentro entre dos de sus personajes, puede decirse que se trata de un libro de aventuras que puede enmarcarse en la literatura fantástica.
 
Es una novela fácil de leer, llena de intriga y situaciones límite. También aproveché al escribirla para expresar a través de sus personajes mi propio ideario, mis valores y mi forma de ver el mundo. Estoy totalmente seguro de que te gustará.
 
Valentín Martínez